Manual para seductores

Manual para seductores

En tiempos cuando los seductores(as) se juran amor, cuando los libres quieren dejar de serlo pero no hallan con quien, cuando los “Presos” quieren salir, pero temen repetir, cuando todos nos sentimos solos y nos agarramos de lo que tengamos a mano.

Hoy nos parece mejor acabar la relación con un mensajito. Preferimos desaparecernos y dejar al otro pensando cualquier cosa. Nos llamamos “Claros” cuando decimos: “Amiga(o), yo soy muy claro, a mí no me interesa esta relación. Es verdad tú me gustas, pero yo ando en otra así que decide de una, o chao contigo”. ¡Qué bello! Es decir: “Voy a intentar tenerte; no me interesa lo que puedas sentir tú, y no se te ocurra poner una de tus carantoñas cuando lleguemos al orgasmo, si llegamos”. Realmente sublime.

O quizás: “Sí, mañana paso por tu casa, yo te llamo, cuenta con eso”. Y el o la pobre, compran cositas, se ponen las mejores galas, adornan todo para honrar a tan digno visitante que no llama ni hoy, ni mañana, ni pasado, y aparece cuando lo sorprendes por ahí, diciéndote: “Es que ¿Ves? por eso no me gusta comprometerme con nadie, no entienden que mi vida es muy complicada”. Haciendo sentir a la víctima que tiene tres días vegetando al lado del teléfono, que eso le pasa por pretender amarrar a ese ser con una vida tan difícil, ¿Qué tal?

Creo que es importante marcar algunas pautas éticas:

1. Si hubo apertura, así sea con tragos, debe exigirse un cierre.

2. Las llamadas se responden, inclusive para decir “No me llames más”.

3. Si me conociste en persona, o sucedió en persona, es en persona que se termina, reclama, o resiente.

4. Las promesas se cumplen, o se excusan a tiempo.

5. El sexo es un estado de intimidad que exige cierres, por ejemplo: – “¿Cómo te sientes?”

6. Siempre, al otro día, debe haber llamada, inclusive para decir: – “Mira, me salió un viaje y me tengo que ir del país por un tiempo”.

7. Cuando se visita a alguien por primera vez, jamás se llega con las manos vacías.

8. El teléfono, el correo electrónico, los mensajitos, etc., son útiles; más, lo importante se enfrenta cara a cara.

9. No asumamos, preguntemos.

El dolor, con educación, es menos estruendoso.

Hasta la próxima sonrisa.
Carlos Fraga

Para Contrataciones

Charla de los Lunes

Asesoría Empresarial

Mi Twitter

Mi Facebook

De nuevo en Televisión

Vivir feat Dj Afro

De nuevo en Radio